sábado, 8 de junio de 2013

Los 200 mejores juegos de NES/Famicom según BIRCland y RG (Parte 7)

Seguimos con la séptima parte del conteo de los 200 más recomendables juegos de la consola 8 bits de Nintendo, y hoy vamos a hablar de los puestos 140 al 131.
Antes de continuar, recuerden que esta es una lista subjetiva hecha entre muchas personas, y difícilmente estén de acuerdo con los resultados (ni yo!).

140. Track & Field (Konami, 1987)


El primer juego de esta tanda es uno de los tantos que Konami ha realizado con temática de los Juegos Olímpicos.
Los lectores de mis blogs ya sabrán que estos juegos suelen interesarme muchísimo, e incluso en los últimos dos juegos olímpicos he publicado reviews especialmente dedicados a ellos, Barcelona ’92 y Track & Field II, y hasta habrán leído el artículo que hice sobre los juegos de este estilo presentes en el MAME.
Pues bien, el juego que ocupa el puesto 140 es un port para NES de uno de estos juegos de olimpíadas que mencioné en aquel artículo.




Con un recorte en la cantidad de deportes, aunque manteniendo los más característicos, y un obvio recorte gráfico, este juego es el típico machaca-botones en donde realmente el mejor era el que podía presionar los botones de manera más rápida.
Es un port bueno, pero siento que no supera la versión de Arcade, pero aún así, es muy recomendable, aunque sinceramente me sorprende que haya llegado a esta posición. Eso si, no hay nada mejor que ver nuestras iniciales en los records.


139. Ninja Crusaders (NMK/Sammy, 1990)


El 139º lugar lo ocupa un juego que disfruté de niño una única vez, pero causó una impresión tal que jamás lo olvidé, y no fue hasta descubrir los emuladores que lo pude volver a disfrutar y revivir lo bueno que es.
Aunque bueno, no es la grandísima maravilla, pero sí debo admitir que se trata de una joya oculta del catálogo del NES que realmente vale la pena probar, porque a pesar de ser bastante parecido a otros títulos del mismo género de plataformas, tiene sus características que lo hacen único.



Sin dar mas vueltas, Ninja Crusaders es un excelente título con una historia sobre invasores aliens y demás, en el cual manejamos a un Ninja con bastante agilidad, que se mueve rápido, salta alto, y demás habilidades típicas de un Ninja, a través de escenarios coloridos, muy variados y algunos realmente difíciles.
Pero ¿qué es lo que hace tan llamativo y único a este juego? Pues, en primer lugar, brinda la posibilidad de jugar con un amigo en modo cooperativo, característica que siempre es muy bienvenida. En segundo lugar, el nivel de dificultad es bastante elevado como para obligarnos a jugar más de una vez hasta perfeccionar nuestras habilidades y esquivar a todos los enemigos, ya que morimos al ser tocados.



Y por último, la característica más llamativa de este juego, que los Ninjas pueden agarrar diferentes tipos de armas, que van desde estrellas Ninja, a palos (bos), espadas, látigos, etc., cada una con diferente poder y fuerza, y no solo eso, cada una de estas armas representa un animal al que el Ninja podrá convertirse dejando presionado el botón B. Por ejemplo, si tenemos las estrellas, nos convertiremos en un tigre, si usamos el bo en un pájaro, el látigo en un escorpión y la espada en un dragón. Sin dudas, esa es la característica más llamativa del juego, y la que hizo que quedara grabado en mi memoria. Sin dudas, un excelente y gran desconocido, del cual podrán leer un review más detallado clickeando en su nombre, arriba.


138. RockMan / MegaMan (Capcom, 1987)


El primer juego del robot de titanio azul fue el menos votado de todos en este gran top, pero al menos entró.
MegaMan cuenta la historia que ya todos conocemos, del robot azul que lucha contra el mal para salvar el mundo de las garras del villano Dr. Wily que quiere conquistarlo con su ejército de robots.




Con excelente música, buenos gráficos, variedad en cada una de sus pantallas, y características jugables muy interesantes como la posibilidad de copiar habilidades de los jefes, acompañada de una muy buena jugabilidad, MegaMan se transformaría en uno de los personajes más icónicos del catálogo de la NES, y en un verdadero clásico, que iría aumentando en calidad a medida que fueran saliendo sus secuelas que, obviamente, se han ganado todas un lugar en el top.
No mucho más para decir, diez escenas (si la memoria no me falla), dificultad bastante alta, excelente reto, este juego no podía faltar en el top, pero por algo ha sido votado en una posición tan baja, y es que realmente se sienten las carencias que se han ido corrigiendo en posteriores entregas.


137. Antarctic Adventure (Konami, 1895)


En este juego manejamos a un pingüino simpaticón, que viaja alrededor del polo sur, en la Antártida, yendo de una base a otra antes de que se acabe el tiempo.
Pero la tarea no es fácil ya que en el camino encontrarán obstáculos como pozos de agua, agujeros en el hielo, hasta leones marinos que van a estar estorbando y haciendo perder tiempo.
El pingüino puede saltar, y además puede recolectar peces y banderas, las cuales en ocasiones darán la posibilidad de volar brevemente con ayuda de un sombrero y a baja altura para poder ganar tiempo.



Este título también forma parte de mi infancia, sobretodo porque me interesaba terminarlo para ver qué banderas aparecían en el final de cada nivel.
Más allá de eso, nunca me pareció un juego tan adictivo como otros de la época, y en parte me sorprende ver cómo las votaciones lo han colocado más arriba.
Pero aún así, es todo un clásico que ha salido para otros sistemas como el MSX y, guste o no, como ya dije, es un clásico.


136. Shadow of the Ninja (Natsume, 1990)


Conocido de esta manera en América, en Japón como Kage (y no confundir con el gran Legend of Kage) y en Europa como Blue Shadow, en este juego manejamos a unos ninjas que tienen la misión de liberar su ciudad de un malvado llamado Garuda.
Es el típico juego de acción y plataformas con vista de lado, en el que debemos atravesar un total de nueve escenarios diferentes, con muchos enemigos y jefes.
Sin dudas es otro de los tantos juegos de Ninjas que están en este catálogo, y realmente debo decir que es tan bueno como el resto.



Nunca había jugado a este título hasta hace unos pocos años, que lo busqué para jugar a algún juego diferente en modo cooperativo. Y eso es lo que más me llamó la atención de este juego, su modo en dos jugadores, que realmente vale la pena.
Sin lugar a dudas, es un juego muy recomendable, que no suele aparecer en la lista de favoritos, aunque no es tan desconocido como el ya mencionado Ninja Crusaders. Es recomendable, más que nada, también, si cuentan con alguien más con quien jugar.
Merecida tiene la entrada en el top.


135. Karnov (Data East, 1988)


Un gran desconocido para mí. Aquí manejamos a Karnov, un escupe-fuego ruso que está en busca del tesoro perdido de Babilonia, y para conseguirlo, estará dispuesto a correr, saltar, trepar, nadar y volar a través de los nueve niveles en los que se divide el título.



La música no es la gran cosa, los gráficos están bien, pero la jugabilidad es el verdadero fuerte del título. Es cierto que tiene algunos puntos malos, como que la movilidad del personaje es fluida, pero al saltar se vuelve pesado, o al caer no tenemos control sobre él.
Pero la propuesta en sí es interesante, ya que podemos agarrar ciertos objetos que aumentarán el poder de las habilidades de Karnov, y otros que nos permitirán, por ejemplo, crear escaleras donde queramos, etc.
Sin dudas, es un juego bastante recomendable, y que prometo algún día terminar para ver si entrará en la lista de análisis de Reviews de los Clásicos.


134. Summer Carnival ’92 Recca (Kid Corp., 1992)


Se trata de un shooter de ciencia ficción vertical, donde manejamos a una nave enviada para enfrentar una invasión alienígena a través de cuatro escenas y contando con un arsenal de cinco armas principales, y otras cinco secundarias.



A primera vista, con las imágenes, y teniendo en cuenta el año en que fue lanzado, se nota que se trata de un shooter algo más avanzado que el ya mencionado Galaga y el Galaxian.
Ya he comentado que los juegos de este tipo no me atraen tanto, y este no es la excepción. Sin embargo, tiene opciones interesantes como modos de juego tipo Time Attack, o una batalla por puntos. Sin embargo, le vendría bien un modo multijugador.
Lamento no tener algo más que decir de este juego.


133. Kamen no Ninja Hanamaru (Capcom, 1990)


Supongo que todos conocerán el caso del Super Mario Bros. 2, que se trató de una especie de “Hack rom” de otro juego japonés (el Doki Doki Panic) cuyos sprites fueron cambiados por los personajes de Mario.
Pues bien, en Capcom pasó otra cosa: Nosotros conocimos el juego de Yo! Noid, un loco repartidor de pizzas, un interesante juego de plataformas que al final de cada nivel debíamos combatir a un jefe en base a una interesante batalla de comida de pizzas. Un buen juego que mezclaba excelentemente las plataformas y la estrategia.
El tema es que Yo! Noid es un juego exclusivamente de esta parte del mundo, y que se hizo encima de otro juego que no salió de Japón, el que ocupa la posición 133 de este top.




Capcom no se contentó solamente cambiando el personaje protagonista, sino que cambió el juego en su totalidad (o casi), desde las escenas, hasta los personajes y el mapa de niveles.
Por lo que en realidad se trataría de un juego diferente, con misma movilidad y misma idea.
Yo! Noid no entró en el conteo, pero este título sí, aunque lo vea como un juego diferente, y es que parece que en el ambiente NESero, este juego es mucho más jugado y respetado. Merecida su posición, para ser dado a conocer por quienes no tengan el gusto. Aún así podría decir que "espiritualmente", Yo! Noid también está presente en el conteo a través de este título.


132. Kiwi Kraze (Taito, 1991)


Conocido en Europa como The New Zealand Story, en este juego plataformero manejamos a un kiwi, el pajarito neozelandés, no la fruta, que más bien parece un pollito amarillo, que dispara flechas (WTF!) que pertenece a un grupo que vive en un zoológico y fue secuestrado por el malvado Leopardo Marino (que parece más bien una morsa) para venderlos en el mercado negro.



El protagonista que tiene el deber de recuperar a sus amigos es Tiki, el líder del grupo, que deberá hacerlo antes de que el tiempo se acabe, a través de diferentes locaciones.
Se trata de un juego del cual he oído muchos elogios, pero que nunca jugué más allá de alguna prueba en particular para ver cómo es la jugabilidad y demás (que, por cierto, es bastante buena). Sin dudas debe tratarse de una buena propuesta del catálogo, y es bueno que se haya ganado un lugar en este extenso top.


131. P.O.W.: Prisoners of War (SNK, 1989)


Como el nombre lo indica, en este juego manejamos a unos prisioneros de guerra a lo largo de su escape que comienza, cómo no, a partir del momento de salir de su celda, usando explosivos. Pero parece que este era el plan desde el comienzo, dejarse capturar intencionalmente para vencer al imparable enemigo desde el mismísimo interior, haciendo uso de sus puños para avanzar en la medida que van apareciendo los enemigos y, en ocasiones, pudiendo usar armas de todo tipo, que van desde cuchillos hasta armas de fuego.



Recuerdo haber jugado a la versión Arcade de este título hace mucho tiempo, y luego haber disfrutado esta versión de NES. Debo decir que, salvando las obvias distancias con diferencias gráficas y demás, la versión de NES no se queda para nada atrás de su “hermana mayor”.
Sin dudas es un excelente juego de acción tendiente a Beat’em Up del catálogo, aunque desgraciadamente no tiene el modo cooperativo que es ideal para este tipo de juegos. Una pena, y lamentablemente no es el único juego de este género en pecar por eso.


Esto es todo por ahora! hasta la próxima.

7 comentarios:

  1. jajaj, yo tambien jugue antartic aventure solo para ver las banderas.
    en track & field nunca entendí porqué habían platillos voladores y astronautas.

    ResponderEliminar
  2. Waaaaa...espero con ansias la continuacion de este ranking q me trae mucho recuerdos...gracias :)

    ResponderEliminar
  3. Que grandes recuerdos me trajiste con este conteo Bruno querido. Justamente en casa tuvimos durante años el Kage (sí, la versión japonesa de Shadow of the Ninja). Recuerdo con mucha añoranza cómo mis hermanos mayores se pasaban ese juego en plan cooperativo, mientras que yo los admiraba por su destreza y coordinación. Sin dudas, Natsume demostrando ser el amo y señor de los plataformeros y de las melodías, con juegos excelentes como Shatterhand, Dragon Fighter y Super Sentai Jetman.

    Hablar de Antartic Adventure es tocarme la fibra sensible de lleno. Ese juego lo tenía en un 100 en 1 al paso, y siempre le daba intentando ver la banderita del final (¿te suena eso?). Recuerdo el día que vi la bandera de Argentina y me dije, que bueno, aparecemos en un juego!!!!. Amo ese juego, pero por sobre todas las cosas amo su música pegadiza... aún hoy me encuentro de vez en cuando tarareando su melodía y me lleno de emoción cuando me doy cuenta.

    Y bueno para el final, Mega Man... qué puedo decir que no haya dicho hasta el momento no? jaja. Gracias Brunito por pasarte por Pixfans y comentar siempre mis entradas. Ahora se viene la última parte, así que espero leerte pronto y que sigas con este Blog hermoso que desarrollas en forma independiente, dando lo mejor de vos. Un abrazo enorme :D.

    ICEC00L de Pixfans

    ResponderEliminar
  4. Hola BIRC.... Que paso con el resto del conteo??? Es muy bueno, saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola, no vas a acompletar el Ranking?

    ResponderEliminar
  6. Hola que paso con el conteo Birc, ya no vas ha hacer nada?

    ResponderEliminar
  7. Hola, alguien sabe porke no siguieron con el top? Primer vez que veo esta pagina, me esta viendo todo el top pero quedó a medias, la ultima publicación es del 2013; Alguien sabe que pasó con el dueño de la pagina?

    ResponderEliminar

Deja tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...